Si quebró el cántaro.

 

Si quebró el cántaro.

 

Date: 22 junio 2010- 31 ene 2011
Theme: Retrato de una infancia.
Curator: Javier G. de Durana e Isidro Hernández.

TEA Tenerife Espacio de las Artes reflexiona sobre la infancia herida a través de la mirada de una treintena de creadores.

La exposición ‘Si quebró el cántaro. Abuso y maltrato en la infancia’ descubre obras de artistas de la talla de Doisneau o Krauss.
EDDC.NET SANTA CRUZ DE TENERIFE

TEA Tenerife Espacio de las Artes presentó hoy [martes 22] Si quebró el cántaro, una exposición que -a través de una selección de obras que forman parte de la Colección de este centro de arte del Cabildo de Tenerife- invita al público a reflexionar sobre el tema del abuso y el maltrato en la infancia. El coordinador general de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo de Tenerife, Cristobal de la Rosa; el director artístico de TEA, Javier González de Durana; y el conservador de la Colección de TEA, Isidro Hernández, fueron los encargados de descubrir al público el entramado de esta mue

tea01

stra, que se podrá visitar hasta el próximo 31 de enero de 2011, de martes a domingo de 10,00 a 20,00 horas. Cristóbal de la Rosa explicó en el acto de presentación de Si quebró el cántaro. Abuso y maltrato en la infancia -la primera muestra que se hace en España en torno a esta problemática- que “no se trata de una exposición amable ya que toca una problemática que no es fácilmente abordable”. Con esta muestra colectiva se destapa la mirada artística de una treintena de creadores entorno al tema de los abusos a menores. “Los museos, los centros de arte como TEA, también movilizarse y posicionarse sobre este tipo de sucesos”, añadió el también vicepresidente de TEA quien, consciente de que éste es un “trabajo de riesgo”, remarcó el hecho de que los museos deben tener una responsabilidad cívica y social. Algunas de las piezas que conforman esta propuesta -integrada por vídeos, fotografías, pinturas, esculturas e incluso por bordados y dibujos infantiles- se muestran por primera vez. Andrés Serrano, Loretta Lux, Nicholas Nixon, Vik Muniz, Alexander Rodchenko, Robert Doisneau, Ingar Krauss, Monika Czosnowska, Céline van Balen, Manuel López o Goya –con un grabado de finales del siglo XVIII que da título a esta colectiva- figuran en la nómina de artistas que construyen este discurso artístico sobre la infancia herida, un tema que ha sido abordado de una manera sutil y huyendo de las imágenes morbosas y claramente hirientes. A este respecto, Javier González de Durana -comisario de esta propuesta junto a Isidro Hernández- señaló que las cerca de cincuenta obras que se muestran en Si quebró el cántaro son “soterradamente brutales pues no hay en ellas un aire explícito de violencia aunque ésta siempre esté en ellas”. “El abuso y el maltrato en la infancia es un problema que sólo puede resolverse si se habla de él y no si se silencia a causa del miedo”, agregó González de Durana que adelantó que la exposición se complementará con una serie de encuentros en base a este tema. Isidro Hernández, que aprovechó la ocasión para invitar al público a que vea esta muestra “con placer y con cierto espíritu crítico”, resaltó que dos de las composiciones murales que conforman este discurso expositivo son el resultado de encargos realizados por este centro. Retratos de una infancia, de Adassa Santana, y Pendiendo de un hilo, de Antonia Bacallado, son las piezas que estas dos artistas canarias han creado ex profeso para esta exposición. Y es que TEA y el Cabildo de Tenerife apoyan e intentan ayudar a los jóvenes creadores de las Islas, a los que pone en relación y en el mismo plano de igualdad con artistas internacionales como puede ser Vik Muniz. Aunque los fondos de la Colección de TEA conforman el núcleo central de esta muestra, una pequeña parte de las cerca de cincuenta obras que conforman Si quebró el cántaro -entre la que se halla el Capricho número 25 de Goya- procede de otros centros españoles como son la Real Academia de San Fernando de Madrid o las galerías madrileñas Espacio Mínimo y Javier López. En esta exposición -en la que artistas canarios como Gonzalo González, Carlos Rivero, Yapci Ramos, Adassa Santana, Antonia Bacallado y Julio Blancas aparecen unidos a otros creadores de renombre internacional- no pretende abarcar todas las maneras posibles de dañar con maltratos a la infancia, sino tan sólo propiciar una aproximación diferente a la cuestión. Como complemento a esta exposición, TEA Tenerife Espacio de las Artes también ha programado un ciclo de cine que se desarrollará todos los jueves de agosto, a las 20,30 horas, y cuya entrada será gratuita. Esta programación especial comenzará el 5 de agosto con un programa doble, integrado por las películas Cero en conducta, de Jean Vigo y Los 400 golpes, de François Truffaut. Los siguientes títulos que podrán verse en este espacio serán Alemania año 0, de Roberto Rossellini (12 de agosto), La infancia de Iván, de Andrei Tarkovsky (19 de agosto) y Leolo, de Jean-Claude Lauzon (el 26 de agosto).