text

Entre roturas.

/texto de la exposición Entre Pliegues en el Museo Casa Colón. Marzo 2013/

 

entre pliegues adassa sc09

La exposición Entre pliegues de Adassa Santana en el Casa Colón de Las Palmas de Gran Canaria es una continuación consecuente de la trayectoria que ha estado adoptando esta artista, el trabajo en tela cosido en el espacio limítrofe de la instalación y la obra tradicional.

Santana produce imágenes deshilachadas, o simplemente hilvanadas con puntadas flojas y decadentes en medio de sudarios blancos alumbrados por una luz en declive. La muestra está muy en sintonía con la instalación que realizó en el Open Estudio de La Regenta bajo el título Tranquilos dormid. Adassa Santana vuelve a incorporar esas estructuras mullidas con texto, almohadas destrozadas y descompuestas, tal y como se descomponen las imágenes de las telas que penden de la pared. Imágenes clarificadoras en penumbra.

La instalación de Santana da una sensación de algo que ya no está, que no está viva, que está frío. Perdió el calor en el proceso de crecimiento de la propia artista. Que son las escamas que va liberando puntada tras puntada con destreza como una Aracne contemporánea.

Entre pliegues compone un mosaico extraño y armado que invita a la reflexión. La artista fija con las puntadas, puntos sensibles y dolorosos; crea redes imaginarias de temores y querencias. La artista consciente de la fascinación que produce el poder como fuerza para hacer o emitir restricciones, y es lo que realiza en su montaje. El poder consiste en el simulacro del manejo de la realidad, nunca en el manejo real. El reto artístico de Adassa Santana forma parte de ese simulacro. La realidad contemporánea no se puede entender sin tomar en consideración las extensas redes imaginarias del poder, y ésta artista las usas literalmente, estableciendo sus propias conexiones y realizando el simulacro de su propia realidad. Estas redes explican los mecanismos de representación de la sociedad y generan constantemente los mitos, las identidades y. por supuesto, la marginalidad en la que estaría establecido el Arte, no como hecho cultural, sino como dislocación de los tópicos posmodernos.

La artista ha empleado espectacularmente lo que se podría llamar redes imaginarias –incluso de manera literal- que forman parte de un profundo cambio en su lenguaje. Donde la dimensión imaginaria radica en la construcción de un escenario omnipresente, en el que se enfrentan, por un lado, las imágenes ya concebidas, y por otro, el apropiacionismo que establece Santana como imagen final. Asistimos a la reducción de la complejidad artística, como técnica; a este esquema en forma de redes que resulta inmensamente eficaz para estimular una cohesión entre instalación y espectador.

Y no obstante, se trata de un simulacro donde la cultura como marginalidad desempeña un papel fundamental en el espectáculo de la cultura occidental por su relación conflictiva con la periferia. Adassa Santana concibe las imágenes como formas visuales que deben ser reconstruidas y veladas en la acción de coser, y en ellas van apareciendo seres y figuras como actores de un drama o una comedia. A veces, ella misma o sus familiares encarnan estas figuras imaginarias; a veces se burlan del espectador, y otras dormitan en la tela. Esas imágenes amenazan en todo momento en contra de su contemplación, sin posibilidad de percibir cómodamente las imágenes representadas -pese a  la sencillez de las siluetas humanas-  haciendo suyas las conciencias. Adassa Santana construye otras historias a través de la propia historia. La exposición Entre pliegues es una reivindicación de la individualidad y un gusto por las imágenes de los sueños y los delirios de los hilos cosidos.

                                                                                                                                                                                                                                                                 Dalia de la Rosa

/para más información ir a exposición Entre Pliegues/